¿Cómo Será el Hogar de los Redimidos?

 

 
1VIVIREMOS EN EL CIELO.
 
Mateo 8:11/ Y os digo que vendrán muchos del oriente y del occidente, y se sentarán con Abraham, e Isaac, y Jacob, en el reino de los cielos.
Mateo 26:29/Y os digo, que desde ahora no beberé más de este fruto de la vid, hasta aquel día, cuando lo tengo de beber nuevo con vosotros en el reino de mi Padre.
Juan 12:26/ Si alguno me sirve, sígame: y donde yo estuviere, allí también estará mi servidor.  Si alguno me sirviere, mi Padre le honrará.
Juan 14:1-3/ No se turbe  vuestro corazón: creéis en D-s, creed también en mí.  2- En la casa de mi Padre muchas moradas hay: de otra manera os lo hubiera dicho: voy, pues, a preparar lugar para vosotros. 3- Y si me fuere, y os aparejare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo: para que donde yo estoy, vosotros también estéis.
Lucas 22:29,30/Yo pues os ordeno un reino, como mi Padre me lo ordenó á mí, 30- Para que comáis y bebáis en mi mesa en mi reino, y os sentéis sobre tronos juzgando á las doce tribus de Israel.
Filipenses 3:20/ Mas vuestra vivienda es en los cielos; de donde también esperamos al Salvador, al Señor  Jesucristo.
2 Corintios 5:1-3/ Porque sabemos, que si la casa terrestre de nuestra habitación se deshiciere, tenemos de D-s un edificio, una casa no hecha de manos, eterna en los cielos. 2- Y por esto también gemimos, deseando ser sobrevestidos de aquella nuestra habitación celestial; 3- Puesto que en verdad habremos sido hallados vestidos, y no desnudos.
 
2- LA TIERRA Y LOS CIELOS NUEVOS, SE REFIERE A OTRA TIERRA QUE CRISTO HA PREPARADO, ES DECIR LA CELESTIAL, VEMOS CLARAMENTE QUE CRISTO NO SE ESTA REFIRIENDO A ESTA TIERRA DONDE EL SOL Y LA LUNA NOS ALUMBRA, SINO DIOS NOS ALUMBRARA.   
Apocalipsis 22:5 / Y allí no habrá más noche; y no tienen necesidad de lumbre de antorcha, ni de lumbre de sol: porque el Señor D-s los alumbrará: y reinarán para siempre jamás.
Apocalipsis 20:11/ Y vi un gran tono blanco y al que estaba sentado sobre él, de delante del cual huyó la tierra y el cielo: y no fue hallado el lugar de ellos.
Apocalipsis 21:1-4/ Y vi un cielo nuevo, y una tierra nueva: porque el primer cielo y la primera tierra se fueron, y el mar ya no es.  2- Y yo Juan vi la santa ciudad, Jerusalem nueva, que descendía del cielo, de D-s, dispuesta como una esposa ataviada para su marido. 3- Y oí una gran voz del cielo que decía: He aquí el tabernáculo de D-s con los hombres, y morará con ellos; y ellos serán su pueblo, y el mismo D-s será su Dios con ellos. 4- Y limpiará D-s toda lágrima de los ojos de ellos; y la muerte no será más; y no habrá más llanto, ni clamor, ni dolor: porque las primeras cosas son pasadas.
 
 
¿Cómo Será el Hogar de los Redimidos? 2/2
 
Isaías 65:17/ Porque he aquí que yo crío nuevos cielos y nueva tierra: y de lo primero no habrá memoria, ni más vendrá al pensamiento.
2 Pedro 3:7-12 (leerlo)  Isaías 13:5,13/Vienen de lejana tierra, de lo postrero de los cielos, Jah y los instrumentos de su furor, para destruir toda la tierra.  13- Porque haré estremecer los cielos, y la tierra se moverá de su lugar, en la indignación de Jah de los ejércitos, y en el día de la ira de su furor.

3- ESTA PROMESA DE IR AL PARAISO DE LOS CIELOS ES UNICAMENTE PARA LOS QUE GUARDAN LOS MANDAMIENTOS DE D-S.
2 Corintios 12:1-4/ Cierto no me es conveniente gloriarme; mas vendré a las visiones y a las revelaciones del Señor. 2- Conozco a un hombre en Cristo, que hace catorce años (si en el cuerpo, no lo sé; si fuera del cuerpo, no lo sé: D-s lo sabe) fue arrebatado hasta el tercer cielo.  3- Y conozco tal hombre, (si en el cuerpo, o fuera del cuerpo, no lo sé: D-s lo sabe,) 4- Que fue arrebatado al paraíso, donde oyó palabras secretas que el hombre no puede decir.
2 Pedro 3:13/ Bien que esperamos cielos nuevos y tierra nueva, según sus promesas, en los cuales mora la justicia.
Hebreos 11:13-16/ Conforme a la fe murieron todos éstos sin haber recibido las promesas, sino mirándolas de lejos, y creyéndolas, y saludándolas, y confesando que eran peregrinos y advenedizos sobre la tierra.  14- Porque los que esto dicen, claramente dan a entender que buscan una patria.  15-Que si se acordaran de aquella de donde salieron, cierto tenían tiempo para volverse: 16- Empero deseaban la mejor, es a saber, la celestial; por lo cual D-s no se avergüenza de llamarse D-s de ellos: porque les había aparejado ciudad.
Hebreos 12:22/ Mas os habéis llegado al monte de Sión, y a la ciudad del D-s vivo, Jerusalem la celestial, y a la compañía de muchos millares de ángeles.
Hechos 7:49/ El cielo es mi trono, y la tierra es el estrado de mis pies.  ¿Qué casa me edificaréis? Dice el Señor; ¿O cuál es el lugar de mi reposo?

 
¡Hoy había/n 1 visitantes (6 clics a subpáginas) en ésta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=