1-  CUANDO SE ACEPTA A CRISTO, SE ARREPIENTE UNO DE LOS MALOS CAMINOS QUE NOS PROCEDEN AL PECADO.
Lucas 13:5/ No, os digo; antes si no os arrepintiereis, todos pereceréis asimismo.

Primeramente debemos de arrepentirnos de todas las cosas que hemos hecho que no van de acuerdo a la voluntad de DIOS, porque si no hay ese arrepentimiento, todos vamos a perecer.  Por lo tanto nuestro deber es reconocer a JESUCRISTO como nuestro Salvador.

2-  Y CUANDO HACEMOS ESTO GUARDAMOS SU PALABRA.
Juan 14:23Respondió Jesús, y díjole: El que me ama, mi palabra guardará; y mi padre le amará, y vendremos a él, y haremos con él morada.

¿Cómo demostramos que amamos a CRISTO? Guardando su Palabra, por tanto debemos obedecerle, y haciendo esto Él hará morada con nosotros.

Juan 15:10/ Si guardareis mis mandamientos, estaréis en mi amor; como yo también he guardado los mandamientos de mi Padre, y estoy en su amor.

¿Qué es lo que tenemos que hacer? Obedecer sus mandamientos, pues en esto se demuestra que tú respetas y amas a alguien.

3-  APARTADOS DEL MUNDO.  
1 Juan 2:15-17No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. 16- Porque todo lo que hay en el mundo, la concupiscencia de la carne, y la concupiscencia de los ojos, y la soberbia de la vida, no es del Padre, mas es del mundo.17- Y el mundo se pasa, y su concupiscencia; mas el que hace la voluntad de Dios, permanece para siempre.

Las cosas de este mundo son hermosas en apariencia, pero en realidad siempre te llevan a la destrucción; no ames todo esto porque todo va a perecer, solamente si estamos con el SEÑOR vamos a permanecer para siempre.

4-  AMAR A NUESTRO PRÓJIMO.  
1 Juan 2:9,10/ El que dice que está en luz, y aborrece a su hermano, el tal aún está en tinieblas todavía.  10- El que ama a su hermano, está en luz, y no hay tropiezo en él.

Muchas veces miraremos personas que dicen que han aceptado al SEÑOR., pero no pueden llevar una buena relación con su prójimo y piensan que están haciendo bien. Esto demuestra que no se ha aceptado al SEÑOR en el corazón, porque cuando CRISTO habita en él la paz de DIOS está con ellos y se transmite hacia los demás.

6-  AMAR A D-S SOBRE TODAS LAS COSAS.
Mateo 22:37- 40/ Y Jesús le dijo: Amarás al Señor tu DIOS de todo tu corazón, y de toda tu alma, y de toda tu mente. 38- Este es el primero y el grande mandamiento.  39- Y el segundo es semejante a éste: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. 40- De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas.

En estos versos encontramos un común denominador que es el “Todo”.  A DIOS no lo puedes amar a medias, a Él se le entrega todo nuestro ser, pues para Él no hay reservas, porque nuestra vida y todo lo demás se lo debemos a Él.

 
¡Hoy había/n 1 visitantes (9 clics a subpáginas) en ésta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=