SALVADO DEL PECADO 
 
Muchas personas creen que con aceptar a CRISTO ya están salvos, listos para ir al cielo, pero ¡no! Esto no es así, primero somos salvos del pecado y de nuestras enfermedades que moran en nuestro cuerpo.
1-  VEAMOS COMO CRISTO SALVA A UN HOMBRE DE UNOS DEMONIOS QUE LO ATORMENTABAN.
Lucas 8:26-39 (leerlo)
 
El que CRISTO haya sanado y librado a este hombre de los espíritus inmundos que tenía, no significa que ya estaba listo para ir al cielo, pues entendemos que para la salvación hay que hacer frutos dignos de arrepentimiento y permanecer en la fe hasta que CRISTO venga.
 
2-  ASI MISMO UNA MUJER, QUE TENIA FLUJO DE SANGRE HACIA YA DOCE AÑOS.  
Lucas 8:43-48 (leerlo)
 
Aquí nos damos cuenta que esta mujer entendía quien era J-sus, por eso cuando va y toca el manto del Señor, lo toca con fe; entonces el S-r J-to se da cuenta que había salido virtud de Él.  Esta mujer tenía 12 años ya con flujo de sangre, pero cuando el S-r mira su fe le dice “Hija tu fe te ha salvado, ve en paz”.  No le estaba diciendo que había alcanzado el reino de los cielos, sino que había sido sanada de su enfermedad pues sabemos que la vida eterna se obtiene perseverando hasta el fin, el mismo S-r J-to lo dijo en Mt.24:13 “Mas el que perseverare hasta el fin, este será salvo”.
 
3-  ES ASI QUE PRIMERO ESTAMOS LIBRADOS DE NUESTRAS ENFERMEDADES.
 
Romanos 6:22/ Mas ahora, librados del pecado, y hechos siervos de DIOS, tenéis por vuestro fruto la santificación, y por fin la vida eterna.
 
Aquí el apóstol Pablo está hablando a los romanos que ya habían conocido a DIOS, por eso dice “mas ahora librados del pecado y hechos siervos a DIOS”… todavía tenían por fruto la santificación y como fin la vida eterna, enseñando con esto que aunque ya conocían al SEÑOR, todavía tenían como objetivo o como meta poder alcanzar la vida eterna.  Entendemos entonces que el reino de los cielos no se alcanza solamente conociendo a DIOS como muchos piensan sino santificándose y terminando nuestra carrera al lado de JESUCRISTO
 
4-  ASI QUE CUANDO CRISTO NOS QUITA EL PECADO Y NOS SANA, YA NO DEBEMOS DE PECAR PORQUE SI NO NOS VA PEOR.
Juan 5:14,15/ Después le halló Jesús en el templo, y díjole: He aquí, has sido sanado; no peques más, porque no te venga alguna cosa peor. 15- El se fue, y dio aviso á los Judíos, que Jesús era el que le había sanado.
 
Este es un claro ejemplo que después que hemos conocido el Evangelio, si nos descuidamos en nuestra vida espiritual, el diablo puede venir y tumbar la fe del hombre de DIOS.  Entonces el conocer a CRISTO no te asegura que vas a llegar hasta el final con la fe gloriosa ni tampoco te garantiza tu salvación porque ¿cuantos hay que conocen el camino del Señor y dejan ese primer amor?  Por eso cuando conozcas al Señor, aférrate a esa fe porque permaneciendo en ella, algún día podrás vivir con Él para siempre jamás.
 
5-  CRISTO POR LO PRONTO NOS SANA DEL PECADO.
Mateo 1:21/ Y parirá un hijo, y llamarás su nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados.
 
Una vez que nosotros empezamos a seguir al Señor pertenecemos a Su pueblo, y Él es el único que puede librarnos del pecado, porque no hay otro nombre debajo del cielo dado a los hombres en el cual podamos ser salvos [Hch.4:12 ]
 
Efesios 2:5/ Aún estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con CRISTO; por gracia sois salvos.
Lucas 1:71/ Salvación de nuestros enemigos, y de mano de todos los que nos aborrecieron.

 
¡Hoy había/n 1 visitantes (3 clics a subpáginas) en ésta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=